Pago Mis Cuentas Red Link VER INSTRUCTIVOS PARA LOS PAGOS IMPRESIÓN CUOTAS - SISTEMA ACADEMICO Cuotas: nueva forma de pago
 

Taller - Mural Comunitario: El Mundo que Habito
(Continuación...)

La construcción de los mural fue posible gracias a poder contar con la animación de una pareja que tiene un gran conocimiento en realizar esta práctica que se sustenta en principios teológicos y educativos además de sus amplias experiencias en haber realizado murales comunitarios en diferentes países Latinoamericanos, caribeños y en Europa, ella alemana, él colombiano. Viven en Costa Rica, pero desde hace años recorren diferentes países pintando murales, pintando sueños, pintando esperanzas. Su trabajo se desarrolla principalmente en contextos de pobreza y de una gran expresión cultural, lo que se puede representar con una pregunta-afirmación que les hicimos a partir del compartir: "al final ni conocen los lugares que visitan", nos respondieron "nosotros visitamos otros lugares que los turistas no conocen".

Con un gran trayecto teológico, artístico y de trabajo comunitario-popular, Warner y Anne (muralistas) nos visitaron y comenzamos la experiencia en el barrio San Agustín, los días 18, 19 y 20 de mayo, donde los chicos de Propuestas Juveniles (la ex-"Pastoral"), algunos profesores y un grupo de alumnos/as del colegio, 2° año Secundario del turno mañana, mas los jóvenes y niños/as que participan de la "Casa" y personas de instituciones que se fueron a compartir se comenzó con las actividades en clave de servicio que estaban pensadas.

Las personas mencionadas junto a los muralistas fueron quienes realizaron el diseño, el pintado de las paredes de la Casa de los Jóvenes "Pablo Aguilar" para luego dibujar y pintar las imágenes simbólicas que hoy son parte del lugar. Mientras que el lunes 21 de mayo la mayoría de la personas involucradas en la construcción del mural en la "Casa" visitaron La Salle a quienes se sumaron alumnos/as de 2º año del turno tarde y otros alumnos/as del colegio más un grupo de niños/as que participaron del barrio San Agustín donde esta la "casa de los Jóvenes", construyendo juntos un nuevo mural.

Para destacar de la experiencia es que mediante trabajos en grupos y reflexiones, tanto personales como comunitarias, Warner y Anne fueron acompañando el proceso en la elaboración de dibujos personales que servirían como modelos en la búsqueda de un diseño final para plasmar comunitariamente en las paredes de la Casa en primera instancia, lo cual luego se repitió en el colegio. La definición del modelo último no se basaba en la selección de uno, sino en la combinación de las diferentes elaboraciones. Un gran desafío a la hora de llevar adelante una construcción comunitaria.

Tratando de representar los recuerdos, los sueños, las expectativas de los chicos del barrio al igual que del colegio, el diseño final del mural, su núcleo simbólico central en el barrio, se basó en una figura femenina, que mediante sus dos agujas e hilos que nacen de la misma realidad de la ciudad, va tejiendo, y de este modo va posibilitando el encuentro entre dos contextos en contraste de nuestra ciudad: las zonas urbanizadas, céntricas, y los barrios periféricos que en muchos casos se hallan en situación de marginación, los "no-lugares"; además la representación, trasmite esperanza de comunión sincera y conquistada entre todos y todas, y nos invita a que derrumbando muros se construya puentes; además se puede ver elementos muy significativos del entorno santafecino, de la cabellera de la mujer salen los dos ríos, Salado y Paraná, los cuales recorren las paredes del salón donde se pinto el mural y uno de los ríos sale a la pared exterior de la "Casa", y en los ríos y junto a los mismos hay imágenes que acompañan y son representaciones de la cultura regional santafesina, los cuales son desde elementos que componen la fauna y flora hasta paisajes propios de los barrios y del centro. En la pared de frente donde esta expresada la mujer, se representó a un joven, Pablo Aguilar, junto a dos personas quienes simbolizan a amigos/as y el hombre dispuesto para apoyarse ante la necesidad de nuestros hermanos/as, esta figura es en memoria y como símbolo de un joven que fue parte de los comienzos del espacio que hoy es la "Casa de los Jóvenes", donde en la actualidad se llevan adelante diferentes actividades, talleres y encuentros de niños, jóvenes, madres y ancianos.


El mural que se desarrolló en el Colegio el día lunes 21 de mayo dio comienzo desde la reflexión que nos propone el lema del año, "Libres para nacer de nuevo en el servicio…", y bajo el sub-lema del mes "…educativo a los más pobres". El trabajo comenzó desde el aula misma con los alumnos/as de 2º año mediante una propuesta de comenzar a imaginar imágenes que respondieran al lema, luego se continuo con el blanqueado de la pared del gimnasio donde se realizaría el mural y cerca del mediodía se realizó un aporte de los muralista de un modo mas teórico en una de las aulas del colegio. Después nos dirigimos nuevamente al gimnasio y allí, reunidos en grupos se comenzó a dar forma al diseño final del mural, el cual se termino de definir con los diferentes aportes que fueron guiados por Warner y Anne.

El diseño final quedo plasmado en la pared del gimnasio, el cual fue también una mujer, quien emerge expresa esperanza que alienta a seguir adelante, además otros elementos simbólicos una estrella, libros, un rio y un camino junto a elementos de los contextos santafesinos, pero además la experiencia al igual que la vivida en San Agustín, permitió mostrar los deseos de los chicos del Colegio por profundizar el encuentro, el servicio, el trabajo comunitario con los niños/as que estaban participando del barrio San Agustín. Así es que tras ese encuentro con realidades empobrecidas, excluidas podemos dar lugar a una actitud de "renovación", de "nacer de nuevo", lo que se ve en el renacer de la flor que es la imagen central del mural, donde soñamos con un aprendizaje mutuo y poder vivir bajo la utopía de la libertad y la comunidad. Actitudes que se destacan es la predisposición de varios alumnos/as de 2° y otros cursos que nos acompañaron incluso después de la hora de clase, participando tanto de la pintada del mural, como del juego con algunos chicos de San Agustín que estuvieron visitando el Colegio.

El resultado no se mide por el dibujo en sí mismo, sino por las representaciones que esconden sueños, perspectivas, tiempos dedicados, trabajos comunitarios… Como nos enseñaron Anne y Warner, "no importa cada parte o cada dibujo, miramos el conjunto, el significado, lo que hay detrás". Quienes participamos de esta actividad vemos lo significativo que es para todos el aprehender a trabajar comunitariamente, incluso con personas que viven otras realidades, que piensan desde otros paradigmas, desde otras vivencias. El arte siempre nos permite expresar nuestros sentimientos y búsquedas, y qué mejor que mostrándole a la gente que participa de la vida institucional del Colegio, que queremos caminar hacia un horizonte que nos permita vivir de una manera más cercana a la que nos propone Jesús.

Utilizando palabras de unos escritos en forma de fabula, de Warner y Anne queremos expresar y confirmar lo que nos significo y vivimos todos/as con la experiencia de pintar los murales:

"…Y es que el cariño es de lo más importante que se puede encontrar en la experiencia de mural, eso lo sabe muy bien Neno:
- Después de un mural pareciera que nos hubiésemos conocido siempre.
Entonces con mucha calma, al ritmo del viento fresco de una mañana y con el canto de pájaros que han llegado para saludar y de paso picotear algunas frutas, los amigos y las amigas de Neno y Gallina, dan las últimas pinceladas mientras se sonríen, cantan un poco una canción conocida y después se abrazan llenos de emoción. Quieren ya volver a pintar el día siguiente, todos los días, todos los años; quieren volver a verse en un café o a la orilla de un gran rio. Y entonces llenos y llevadas por la nostalgia, solo alcanzan a hacer un brindis con jugo de naranja; y vuelven a abrazarse mientras se toman fotografías frente al mural.
Es que el mural siempre hay que celebrarlo, como espacio de encuentro, como vivencia intensa y sorpresiva, como modelo de sociedad que cree en sus sueños y los pinta en sus paredes para que hijos, hijas y visitantes tengan seguro que allí habita un pueblo con esperanza.

SISTEMA ACADEMICO


© 2010 Colegio La Salle Jobson - Santa Fe, Argentina - Santa Fe Planet :: Creative Workstore